La ONU llança la Biblioteca Digital Mundial

La Biblioteca digital de la ONU permite la consulta gratuita de miles de documentos históricos, manuscritos, películas, grabaciones de sonido, ilustraciones y fotografías de las principales bibliotecas del mundo.

Es el sueño de Aristóteles que vuelve a brillar: un lugar, al igual que la biblioteca de Alejandría, que contiene la savia del mismo conocimiento. Pero esta vez, siguiendo la lógica de los tiempos, los documentos se recogen en estanterías virtuales. Hablamos de la Biblioteca Digital Mundial. En www.wdl.org, se pueden consultar de forma gratuita los documentos históricos, manuscritos, libros raros, películas y grabaciones de sonido, ilustraciones y fotografías, de las principales bibliotecas de todo el mundo.

La idea, simple pero a la vez muy ambiciosa, de “crear un lugar de la memoria, en una época que ya no posee una”, es de James Billington, director de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, una de los centros más grandes del mundo con un catálogo de 32 millones de volúmenes. La página web nació de la colaboración entre la Biblioteca del Congreso y la UNESCO y ha contado con la asistencia de un equipo técnico de la Biblioteca de Alejandría (Egipto), además de la participación de una treintena de socios de las bibliotecas nacionales y centros culturales todo el mundo, incluyendo Sudáfrica, Arabia Saudí, Francia, Inglaterra y China.

Al entrar en la biblioteca digital, se puede navegar por las páginas del diario de Napoleón durante la campaña en Egipto o, si lo prefiere, por el del tercer presidente de EE.UU, Thomas Jefferson, acercarse a la vida de los santos más importantes de Rusia, escuchar una grabación de la Marsellesa de 1898 y ver la primera película hablada de la historia (El cantante de jazz, de Alan Crosland, EE.UU., 1972).

Todo el material está en versión original, y son siete los idiomas de búsqueda: inglés, árabe, chino, español, francés, portugués y ruso. Para Billington este proyecto supone un desafío a los tiempos modernos pues, de lo contrario, “nuestras bibliotecas se convertirán en museos”. Un reto que, según su creador, no busca competir con la la biblioteca de la Unión Europea en Internet, Europeana.

El contenido es todavía reducido, en torno a 1250 ejemplares y aumentará rápidamente. Se trata de ejemplares de alta calidad, seleccionados por especialistas y representan los “documentos clave” para la cultura del mundo.

Salut i biblioteca!

EBDLN-BibliotecaDigitalMundial-1

Gràcies Mare!

SUBSCRIU-TE

Rep les actualitzacions del blog al teu correu:

, , , , , , , , , , ,

Deixa un comentari

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.